Yo no soy mucho de comprarme el último cacharrito, pero dada la velocidad ADSL que me proporciona el wifi de mi vecino, me he lanzado de pleno a BOOK. ¡Y es ecológico!

Anuncios