Sería muy interesante realizar este experimento en clase, la verdad. La conclusión parece ser que la creatividad florece cuando

– a) los participantes sienten que no hay tanto en juego

– b) no les importa equivocarse mil veces en el proceso y probar múltiples ideas, en lugar de afanarse en una solución única que al final resulta ser mala, sin tiempo para buscar otra alternativa. Esto lo veo muy a menudo, la mal entendida tenacidad o perseverancia, que hace que la gente se obstine en un solo camino hacia la solución, desdeñando todas las alternativas por un miedo paralizante al error.

También confirma otro de mis temores: a partir de infantil, el ser humano solo degenera y degenera….

Anuncios