Todo el mundo le conoce ya, casi se podría decir que “está pasado de moda”. Todos tenemos alguno de sus libros sobre inteligencia emocional.

Pero seguimos sin escucharle. El manejo de las emociones no es un tema de autoayuda, no se trata de algo accesorio, es el núcleo de la educación ( que no del adiestramiento).

Anuncios