El cerebro de los jóvenes está recableado debido a las miles de horas empleadas en videojuegos. Viven gran parte de su tiempo en un mundo que controlan, que se rige por sus decisiones. Su autonomía y su grado de actividad es máximo, y para esa función se moldea su cerebro.

Parece obvio entonces que se aburran en “el mundo real” donde su poder de decisión es mínimo, donde están obligados a una pasividad a la que no están acostumbrados.

Por otro lado, parece que el mundo del que son reyes, alarga más allá de la infancia el tipo de personalidad hedonista y orientada al presente, lo cual choca fuertemente con la escuela, que debe transformales en orientados a futuro (haz esto para conseguir aquello, no hagas eso o pasará aquello)

Y yo me pregunto, ¿las niñas y chicas juegan tantas horas? Si no, querrá eso decir que su recableado será diferente, quizás cambiarán menos que sus compañeros? ¿deberíamos los adultos jugar más?¿Alguien me recomienda un buen videojuego? Pistas: me aburro con facilidad en tareas rutinarias (así que nada de buscar oro o talar árboles), no me desanimo fácilmente en tareas difíciles. Los de matar aliens también me podrían encajar, deben relajar mucho…