via dailymotion.com

Hoy he visto la telemovie de la HBO sobre Temple Grandin. Mi interés por ella surgió de una charla TED que en su día me pareció un rollazo y no terminé de ver. Pero tras encontrarme recurrentemente con su nombre en Internet me interesé al fin por esta mujer gritona. Como veis ni siquiera en mis prejuicios soy muy consistente.

La pelicula me ha producido mucha curiosidad. Hace años tuve la oportunidad de pasar un día en un centro para niños autistas y lo que vi allí me dio mucho que pensar. Me produjo un profundo desasosiego.

En la película, así como en este vídeo, mencionan (no se que base científica tiene esto) que el cerebro autista es “supermasculino” malformado por un exceso de testoterona. Desde mi ignorancia razono que supermasculino es el límite inferior de la escala de la empatía, de la inteligencia emocional, en definitiva, de la esencia de lo humano (volveré a esto después). En fin, no entremos en detalles, pero sí, me lo puedo creer dada mi experiencia vital…

Lo fascinante de la señora Grandin es que es capaz de describir científicamente su propio autismo. Dice que piensa en imágenes concatenadas lo cual me invita a pensar ¿cómo pienso yo? Tiene capacidades propias de máquinas: atención al detalle, memoria fotográfica, pensamiento visual. Sin embargo no sabe leer las expresiones faciales de sus congéneres, ni entender los chistes o las matemáticas ni sentir empatía. Aprendió su lengua materna como si fuera una legua extranjera más y no sabe lo que es enamorarse.

No quisiera ofender a nadie, esto es solo una pregunta retórica, algo que me da vueltas a la cabeza. ¿Es Temple Grandin humana? ¿En que consiste ser humano? Ella dice sentir emociones, entre ellas, la principal, el miedo. Me gustaría preguntarle si sabe lo que es la compasión o la vergüenza.

Por otro lado dice totalmente convencida que la flecha, las lanzas, fueron inventadas por autistas, apartados de su comunidad, con mentes procesadoras y ultrarracionales. Yo no lo creo. Posiblemente ella sea incapaz de imaginarse el opuesto, la mente creativa (¿superfemenina?) la que se sale del guión pero yo creo que es este tipo de mentes, opuestas a la suya, el que ha hecho evolucionar a la humanidad.

En la película cuentan como más de la mitad de las explotaciones ganaderas américanas han adaptado sus instalaciones a los estudios de la doctora Grandin, ahorrándoles a los animales una gran cantidad de sufrimiento. Solo por eso, ya se merecía estar en TED, pero es además, una guía privilegiada del viaje al cerebro humano. Fascinante, la Dra. Grandin…

Anuncios