A través de The cosmonauts he descubierto este precioso proyecto del New York Times, One in 8 Million. Uno entre ocho millones, cada uno de los habitantes de Nueva York.

Con voz en off, cada protagonista cuenta un detalle de su vida mientras pasa una serie de fotos en blanco y negro. Una forma muy elegante de narrar, utilizando la misma técnica que el relato breve, sinécdoque, la parte por el todo. En particular me ha encantado la historia The walker, muy poética.

Más allá del mero disfrute de estos relatos, el formato multimedia empleado me ha dado una idea para utilizar en el aula. Una de las cosas que me he propuesto para el próximo curso es conocer mejor a mis alumnos. Cuando recuerdo a los de años pasados me da pena darme cuenta de lo poco que atisbé de ellos, de lo poco que en realidad “les vi”.

Podrían aplicar distintos filtros a las fotos (blanco y negro, comic… etc.), mientras cuentan un aspecto de su vida, algo concreto, una anécdota quizá, que les defina sin necesidad de responder a la cansina cuestión “preséntate”.

Anuncios