“Mírales que suaves y que tiernos, no saben que han estado ciegos.
Mírales que monos dormiditos, no entienden lo que se han perdido,

Son, carne de cañón, perezosos a granel,dejándose llevar.

Mentes sin usar ni agitar. Van siempre por detrás, siempre en el redil, almas de cordero lechal. Ay…..

Hay gente más despierta, hay mentes más abiertas, hay ganas de empezar, hay siempre una primera vez. Hay hambre de vivir y letras que cantar, ha gente más despierta, hay siempre una primera vez. Hay cambios en la puerta, hay todo un mundo fuera, es hora de salir, hay siempre una primera vez….”

No os hagáis ilusiones no hablan de educación, solo de seguros.

Anuncios