No tenía ninguna intención de acudir a la asamblea, pero bajé la basura y allí estaban, ¡en la puerta de mi casa! Me paré a escuchar por curiosidad, con la cara de cínica que se pone en ciertas ocasiones. Me imaginaba que aquello no serían más que arengas trasnochadas, ¿qué culpa tengo yo si no he nacido en Democaracia-real, si no tengo ni idea de lo que eso significa, si hasta hoy pensaba que era solo una utopía?

Me reconozco amargada y desilusionada en política. Asqueada de los políticos y de la sociedad que les permite robar y gestionar ineficazmente MI dinero, el dinero de todos los que trabajamos una vida entera (con suerte) para mantener el sistema. Pero hoy… escuchando a la gente reúnida en la asamblea se me encendió una llamita de esperanza. En solo una hora he atisbado otra sociedad posible. ¡Posible!

Como dijo un chico, “casi me da igual los principios básicos que se voten, yo estoy feliz de estar aquí hoy, hablando de política con mis vecinos, nunca antes me lo pude imaginar”.

Hay mucho por hacer, pero el hilo del que tirar de la madeja está aquí: http://madrid.tomalaplaza.net/

ACTUALIZACIÓN: Mientras tanto en otros barrios… Nunca habíamos visto esto en el barrio

Anuncios