Ya he hablado varias veces de John Seely Brown en este blog. En esta ocasión habla de de esas “nuevas” formas de aprender que en realidad no lo son tanto: juegos, colaboración, aprender haciendo, ensayo-error…

¿Habéis visto a alguien más comprometido intelectualmente durante horas y horas que los jugadores de WOW o cualquier otro videojuego? ¿Habéis caído en que los videojuegos cumplen con la necesidad que muchos jóvenes tienen de ser medidos y evaluados, de mejorar constantemente en el desempeño de una actividad?

Otra nueva-vieja idea: el aprendizaje a través de un gremio, (lo aplica a un grupo de surfistas) que no es ni más ni menos que aprendizaje en colaboración.

Menciona también el “Tinkering” muy de moda en el ideario actual americano (seguro que lo has visto en alguna charla TED). Sus reminiscencias ya empiezan a llegar a los saraos educativos nacionales, por ejemplo, podéis verlo en esta charla de Tíscar Lara en el TEDxUIMP (un pajarito me ha dicho que también oiremos hablar de ello en Aulablog).

La tecnología no trae nuevas formas de aprender si no que nos devuelve las que se estaba perdiendo o simplemente nunca entraron en la escuela.