El mayor inventor que ha dado la historia, el superingeniero, el creador sin límites, la persona que probablemente más ha influido en el desarrollo de la tecnología. Aún hoy siguen investigando sus cuadernos y de ellos salen ideas válidas para continuar investigando.

Recuerdo a menudo una reflexión de mi profesor de física en el instituto “Celebramos el día de Mozart, el día de Cervantes… ¿por que no el de Faraday si día a día disfrutamos de sus creaciones, si son indispensables para todos y no solo para unos pocos?” Lo suscribo y además reivindico el día internacional de Tesla, por lo mucho que le debemos. ¡Y que le hagan una (buena) peli!