Hace unos meses teorizaba en un aburrido despacho sobre como llevar el informe Horizon al aula: Movilidad, realidad aumentada… Pues el movimiento se da andando… todo es lanzarse y pensar actividades prácticas que permitan a los alumnos traer a clase sus capacidades y su forma de hacer las cosas. Y su móvil.

El smartphone está resultando una herramienta muy útil en el taller de informática. Hace unas semanas etiquetamos los PCs con códigos QR pegados a la carcasa, para que en cualquier momento, con el léctor del móvil, podamos acceder a su inventario en el wiki sin salir del taller ni alejarnos del equipo. Esta es la práctica. Un clic y vemos si el PC funciona o no, que procesador o memoria tiene… Por ejemplo: Equipo 201112

Ayer nos lanzamos al ensamblaje del PC (ver práctica). Móvil en mano seleccionamos los equipos que funcionan (si no funcionan no tiene sentido puesto que no se detectarían errores). Con la cámara de fotos los alumnos tomaron imágenes de los valores de configuración de la BIOS para reestablecerlos posteriormente, tras su reseteo. Por si acaso nos liábamos también le hicimos fotos a los conectores de botones y LEDs. Y después, video grabación de todo el proceso porque una imagen vale más que mil palabras. Y cuando necesitan información extra la buscan en Internet a través del navegador del móvil. ¿Es o no una herramienta útil?

Ahora les toca editar los vídeos, ponerles el sonido y los textos, pero el resultado es infinitamente más interesante que una triste memoria a boli ¿o no?

ACTUALIZACIÓN

Este es uno de los vídeos: