Antes de nada ¡Feliz 2012! No os preocupéis, el mundo no acaba aquí, simplemente los mayas eran muy malos en matemáticas.

En este año de recortes y crisis y penas que se avecina, habrá que aferrarse al ADSL, será la única forma de acceso a la cultura que permitirá nuestro bolsillo. Nada de gastar en cine, música, restaurantes… todito en casa, ya sabéis, las políticas inteligentes como la que nos rige, es lo que promueven: consumo cero.

Drive es mi primera descarga del año, una película extraña (director danés, claro) que hay que ver. No busquéis filosofía ni un argumento excepcional, es SOLO cine.

Su hipnótica banda sonora, pilar fundamental del film, la podéis encontrar en Spotify.