Verdades como puños dice este chico. El antiparadigma de Ken Robinson pero mejor explicado y con ideas mucho más profundas. Pone la carne de gallina.

Vía ¿Educas o caducas? (blog muy recomendable, por cierto)