Recién vuelta al aula, en un principio de curso convulso, opté por usar un aula virtual Moodle en cada uno de los tres módulos que imparto. Me llamó la atención que en los dos centros que me asignaron parecieran usarla (luego descubrí que solo un par de profesores más lo hacen, en general para colgar pdfs). Pensé que por una vez haría lo de la mayoría aunque no me gustara, por eso de buscar el camino de menos resistencia.

Hace unos meses escribí La filosofía tras las herramientas o por qué no me gusta Moodle y hay están las razones de peso. Ahora, tras casi un curso, añado aquí las razones prácticas, las del día a día.

A los alumnos no les gusta el entorno. Es feo, es aburrido, es dictatorial (no pueden cambiar nada). No consigo, por más que lo intento, que participen en los foros. Siguen quejándose de que a veces no les llegan los avisos de mensajes ni de actualizaciones (esto último solo en el Clara del Rey, el aula del Leonardo da Vinci está alojada en el propio instituto, bien configurada y funciona bastante mejor). Si a los alumnos no les gusta necesito un esfuerzo extra para conseguir su participación, que por otro lado resulta mucho más sencilla por Twiter.

A veces tengo tareas o recursos parecidos en dos cursos virtuales distintos. No hay una forma fácil de simplemente exportarlos de uno a otro. Algún talibán del tema me dirá que con no se que opción superobvia puede hacerse. Hay gente que no entiende que el diseño está al servicio del usuario. SI el usuario lo encuentra difícil es difícil.

Me gustaría poder hacer públicos algunos trabajos de los alumnos, una vez evaluados, darles difusión, que unos vean lo de los otros y así comprendan mejor lo que se considera una tarea bien hecha. Que aprendan de lo que ven en los demás. No hay forma, tengo que mandárselos por Gmail.

Necesitaría que los recursos se pudieran escribir entre todos, no solo por el profesor. EL forofo de Moodle dirá, abre un wiki. ¿Habéis visto los wikis de Moodle? A mí me dan ganas de llorar. Y no veo forma humana de convencer a los alumnos para que trabajen ahí al mismo tiempo que les animo a ser creativos y aplicar el buen gusto en sus trabajos.

Escribo tareas a diario, es una acción habitual. Si, mientras la escribo cambio de opinión en cuanto al formato del trabajo que debe entregar el alumno (enlace, texto, documento….etc) tengo que borrarla y crearla de nuevo, no hay forma de modificarlo sobre la marcha. Parece una tontería pero esto me ocasiona una gran pérdida de tiempo, no me deja trabajar a gusto. De nuevo, usabilidad nula (¡a quién le importa el usuario muñón que no sabe manejarse!, dirán en esas mazmorras donde diseñan el interfaz. Tienen que ser mazmorras, sin ventanas ni luz del día, de otra forma no me lo explico)

Aunque mis aulas virtuales son públicas no permiten que quienes las visiten dejen comentarios o se comuniquen conmigo. Todos estos años de atrás he tenido blog o wiki de aula y a través de él conocí a muchos profesores (y algún padre) con los que compartí ideas y reflexiones. El año del PCPI varios docentes, de forma anárquica y desorganizada compartimos prácticas simplemente copíandolas de unos blogs a otros. Colaboración orgánica. Funciona porque es fácil e inmediata.

El diseño tan feo de Moodle ahoga la creatividad. A mi me gusta hacer las cosas atractivas, que la superficie se corresponda con el fondo, disfruto jugando un poco con el diseño, es un aliciente más cuando preparo algo, que quede bonito. Pero cada vez que entro en el Moodle es como poner la tele y ver Cuéntame. Lo único que quiero es salir de ahí lo antes posible y volver al siglo XXI.

Odio los pop ups. Tal y como hacen los navegadores que uso normalmente, por eso los bloquean. Desgraciadmente es el modo en el que se muestran los mensajes internos, así que muchas veces, no los veo. ¿Hay algo peor que un alumno intente comunicarse contigo y le dejes sin respuesta?

Educamadrid me ha dejado con el culo al aire en más de una ocasión. Bien porque (como hoy) no puedo entrar a corregir tareas o colgar las clases de la tarde, o peor aún, porque cuando llego a clase no funciona y, o tengo un plan B,o el aula se paraliza. O sea, Blogger, Wikispaces, Sites no me han fallado jamás, ¿debería usar la plataforma de la Comunidad de Madrid que, por cierto,  pagamos con los impuestos y que falla más que una escopeta de feria? (vale, esto no es culpa de Moodle)

Sinembargo, hay un par de cosas que me gustan: Los plazos para subir las tareas. Quizá le busque un sustituto o simplemente podría relegar el aula virtual a recogedor de tareas virtual. Y… ¿cual era la otra? Ummm…. Vaya, pues no me acuerdo.

P.D.: Hacer un aula virtual es mucho más que colgar contenidos de forma ordenada. El aula es un vehículo de aprendizaje y como tal, un artefacto bastante complicado de diseñar. En este fantástico artículo dan unas cuantas pistas: 10 Ways to Occupy eLearning

ACTUALIZACIÓN

Este es mi blog,donde, lógicamente, expreso mi opinión personal en base a mi experiencia particular. Cada uno tiene la suya, obviamente. Por ejemplo en Y con el mazo dando podéis leer una opinión totalmente distinta y muy bien argumentada.