Final de curso, notas puestas, informes relenados… solo queda un breve recuento-resumen. Y como no me pilla muy inspirada, será eso, breve.

Mi vuelta al aula este curso ha sido agotadora (2 institutos, mañana y tarde, tres módulos distintos de dos especialidades diferentes) aunque muy satisfactoria.

Los resultados son unas perfectas campanas de Gauss en la distribución de notas (¡asombroso!), unos cuantos experimentos exitosos (con códigos QR, vídeo y trabajo por tareas) y otros cuantos fracasos (esa monja del Congo aún debe de estar esperando, pero llegado al borde del precipicio del cansancio dejé morir el proyectos colaborativo con ONGs). Si el curso que viene la ruleta de la fortuna del concurso de traslados me trata bien atacaré de nuevo lo que no conseguí este año y mejoraré el resto, espero. Si me dejan, claro.

La cosecha inmaterial del curso estará ya (o eso espero y deseo) durmiendo siestas, jugando a la play toda la noche, saliendo de botellón y pasándoselo muy bien. La cosecha material, la de los recursos creados para las clases, aquí queda:


Equipos de Imagen (CFGM Equipos electrónicos)

Wiki de los alumnos
Aula virtual

 

Montaje y mantenimiento de equipos (CFGM SMR)
Taller i6, wiki para prácticas de taller de informática
Aula virtual

Fundamentos de hardware (CFGS ASIR)

Aula virtual

 

Lo mejor del curso, como siempre, ha sido el contacto con los alumnos, los echaré de menos. La verdad es que después de tantas horas compartidas se hace muy raro el pensar que a la mayoría de ellos no los volveré a ver nunca más.

 

También echaré de menos a mis compañeros, tanto del Clara de Rey como del Leonardo da Vinci. En ambos centros se trabaja muy a gusto, lo cual no es poco en los tiempos que corren.

 

Ahora me quedan un par de semanas de formación (curso de controladores PIC) y autoformación (estoy haciendo una aplicación para Android). Después me fugaré de Madrid… y si por ganas fuera, para siempre. Si efectivamente nos bajan el sueldo de nuevo y nos convierten en mileuristas habrá que intentar cambiar de profesión y probablemente de país.

 

Compañeros y alumnos: ¡os deseo unas felices y merecidas vacaciones!