Este curso empezó realmente mal. Una vez más, hasta el 5 de septiembre no me adjudicaron centro y al llegar allí me encontré con un ciclo formativo de grado superior nuevo del que me tocó impartir un módulo sin apenas haber tenido tiempo de ojear el BOE con su curriculum siquiera.

La maldición de los nómadas: siempre improvisando material, siempre estudiando módulos nuevos, con una estela interminable de blogs y wikis de cursos pasados que no puedo reutilizar. Búsqueda a ciegas en los armarios de los talleres de material para las prácticas. Nada de inventarios o repositorio de apuntes y prácticas de quien impartía los módulos anteriormente. ¡Esto es Nigeria!

Pero, como decía, el curso acaba bien. En estos días finales he montado un Moodle para los compañeros del departamento que están interesados en ir creando un repositorio de material, hice un inventario básico del taller de Imagen y, una vez más, junto con mis alumnos, he preparado o mejorado apuntes y prácticas para “la colección”. A estas alturas ya he impartido prácticamente todos los módulos de mi especialidad😦 Estos son los trabajos de este curso:

Lo mejor, sin duda y como cada año, los alumnos. Pequeños y mayores. Siempre implicados, cariñosos y comprensivos ante mis esfuerzos y experimentos. Porque no sale bien todo lo que se intenta, ni se está siempre al 100%, pero ellos, siempre respetuosos y agradecidos de hacer cosas nuevas.

Me llevo también un buen recuerdo de mis compañeros y una sensación agridulce, porque cuando por fin nos conocemos y vemos maneras y formas de cambiar las cosas en el departamento para mejorarlo me toca irme de nuevo.

Recordaré este curso por mis primeros pasos  en el mundo de la gamificación, por la oportunidad de por fin poder dar clase de programación (desarrollar software fue mi trabajo antes de ser profesora), por el primer grupo en Line con los alumnos y por el descubrimiento de las apps de fácil creación como complemento de wikis y blogs de aula. Otras tecnologías y metodologías, como el trabajo por tareas y por proyecto, trabajo colaborativo, uso de Google Sites y Drive, etc, han dejado ya la fase beta (he debido sobrepasar las 10.000 horas de Gladwell :-)) y han funcionado fluidamente.

Ahora toca desconectar, leer, pensar… felices vacaciones a todos.